Entrevista a Annette Lavrijsen [CAST]

Annette Lavrijsen ha sido la editora en jefe de la revista Women's Health en los Países Bajos. Ahora es una periodista independiente que escribe sobre salud, psicología y naturaleza.

 

Hace unos años, oyó hablar de Shinrin-Yoku, también conocido como "baños de bosque", el arte japonés contra el estrés a través de la naturaleza, y decidió escribir su primer libro al respecto.

 

Lince Ediciones lo ha traducido recientemente al castellano y pude conversar con Annette en la librería Malpaso de Barcelona.

 


Mixa: Hola Annette, muchas gracias por estar aquí hoy y felicidades por tu nuevo libro.

 

Annette: Gracias a ti por invitarme. 

 

M. : Antes que nada, me sorprendió leer que la primera vez que oíste hablar de Shinrin-Yoku pensabas que era una especie de reuniones secretas y rituales chamánicos en medio del bosque... Pero entonces te diste cuenta de que no tenía nada que ver con lo que habías imaginado... ¿Cómo fue el proceso de entender el Shinrin-Yoku y decidir escribir un libro sobre eso? 

 

A. :En realidad, fue... Shinrin-Yoku fue en su mayoría para mí un reconocimiento... la confirmación de un sentimiento que ya tenía dentro, que la naturaleza cura en varios niveles. Crecí en una granja, en una pequeña ciudad en los Países Bajos, cerca de la frontera con Bélgica, y nuestra casa estaba rodeada de bosques. Así que cuando era niña solía jugar todos los días al aire libre en el bosque. Me sentía muy conectada con la naturaleza.

 

Ahora mismo el libro de Annette Lavrijsen se ha traducido al italiano, el francés, el castellano, el alemán y el holandés
Ahora mismo el libro de Annette Lavrijsen se ha traducido al italiano, el francés, el castellano, el alemán y el holandés

Pero, por supuesto, la vida sucede, me mudé a la ciudad para estudiar, conseguí un trabajo estresante como editora, con fechas límite, ya sabes cómo es… Probé todo tipo de cursos de mindfulness, yoga, meditación… Incluso fui a un retiro de meditación silenciosa de diez días, y todo fue genial. Pero cuando volví a casa y me senté en mi almohada de meditación para practicar y meditar… Me pareció muy difícil, no pude encontrar la paz interior. Entonces me preguntaba a mí misma "está bien, ¿qué es lo que realmente te relaja, Annette?" Y la respuesta fue la naturaleza.

 

Así que decidí ir más a menudo a la naturaleza, fui a acampar, hice trekking en solitario por todo el mundo, y realmente me ayudó a calmarme, pero también a tener tranquilidad de espíritu y también una mente clara. Después de regresar de un viaje a Tasmania estaba describiendo mi experiencia mágica a mi amiga en una cafetería y dijo: "Annette, ¿sabías que hay una palabra para esto en japonés: Shinrin-Yoku?" ¿Oh, de verdad? Por supuesto, es japonés... tienen palabras hermosas para todo. Entonces, mi primer pensamiento fue wow, tal vez, ya que tienen una cultura tan hermosa deben tener rituales, y lo llaman "baños de bosque", así que... ¿desnudos? ¿Quién sabe? ¿Te bañas con la ropa puesta?

 

Entonces comencé a investigar porque estaba intrigada. Fui a Japón también para investigarlo. Y luego descubrí que no es como una terapia con reglas y necesitas hacer esto y esto y luego te sientes feliz y saludable de nuevo. Es más como... Sí, para mí es más el concepto filosófico de la fuerza curativa de la naturaleza.

 

M.: En el libro hay varios ejercicios para disfrutar de los “baños de bosque” -con la ropa puesta- y mejorar la observación, la meditación, la autoconciencia, la creatividad... Incluso animas a las personas a escribir haikus, ¿no?

 

A.: Sí, ¿por qué no? 

 

M.:¿Hay algún ejercicio que te guste particularmente?

 

A.: Bueno, hay un ejercicio muy simple que siempre hago -y también lo describo en el libro- y es como... visualizar que eres un árbol. Así que simplemente mantente de pie y siente cómo las raíces se hunden en la tierra, no solo para obtener nutrientes y agua del suelo, sino también para liberar las fuentes de energía que tenemos durante el día. Porque es un camino de dos direcciones. Es todo muy fácil y accesible, porque creo que debería ser para todos. 

 

M. : Has estado guiando algunas sesiones de "baños de bosque" alrededor de Barcelona estos días... ¿Cómo ha sido? 

 

A. : Fue increíble. Realmente especial... porque también habrá sesiones “baño de bosque” en los Países Bajos, pero Barcelona tiene la primicia porque el libro se publicará aquí primero y en dos semanas en los Países Bajos. Así que fue una sorpresa muy agradable ver que al principio las personas esperan y quieren saber más, sienten curiosidad sobre lo que es Shirin-Yoku. Significa que disminuimos nuestro ritmo y experimentamos el entorno natural con todos nuestros sentidos. Especialmente ahora en primavera es hermoso, y también para sentirlo... toca un árbol, no es necesario abrazarlo si no quieres, simplemente tocarlo o tocar el suelo.

 

Pero luego con estas sesiones de "baños de bosque" fuimos a Collserola, al parque de la Ciutadella e incluso en el parque caminábamos lentamente y luego nos acostamos en el césped, con los ojos cerrados, centrándonos en nuestra respiración... y se podía notar una calma que nos invadía, todo el mundo estaba muy relajado. Había ruido de tráfico en el fondo, pero cuando pregunté después "¿qué sonido notasteis más?" eran los cantos de pájaro; ni siquiera notaron el tráfico porque se desvanece, es ruido de fondo. Así que incluso en un parque de ciudad os podéis beneficiar del Shinrin-Yoku.

 

M. : Mientras leía encontré todo tipo de citas de personalidades muy diferentes: filósofos griegos, maestros orientales, personajes de películas, genios científicos como Einstein ... ¡De hecho terminas el libro con un poema de Frederico Garcia Lorca! ¿Fue laborioso coleccionarlos? ¿Cuánto tiempo te llevó?

 

A. : Me encantan las citas sobre la naturaleza, así que ya tenía una gran biblioteca ... ¡y me encanta Lorca! También pensé en mostrar a la gente que el hecho de que "la naturaleza es curativa" no es algo nuevo, es una sabiduría ancestral y tampoco es exclusiva de Japón o del Lejano Oriente. 

 

M. : Sí, el poder de la naturaleza es algo que ya hemos notado, pero ahora podemos probar, ¿verdad?

 

A. : Sí, porque todos sabemos que una caminata por el bosque es saludable, por supuesto, nos calma, pero ahora también ha habido tantos estudios en todo el mundo, no solo en Japón, sino también, ya sabes, en la Universidad de Barcelona… Han demostrado que la naturaleza es beneficiosa para nuestra salud. 

 

Por nombrar algunos ejemplos: un “baño de bosque” de 40 minutos disminuye nuestra presión arterial, disminuye nuestro ritmo cardíaco, activa nuestro sistema inmunológico, mejora nuestra concentración, aumenta nuestra creatividad, ayuda con  los problemas para dormir, estrés, ansiedad, depresión... Creo que una de las cosas que más me asombró en mi investigación es que ¡wow, hay tanto! Pensé; "Podrías escribir un libro sobre esto". ¡Y eso es lo que sucedió!

 

M. : Finalmente, ¿puedes decirme una o dos palabras que describan lo que este arte significó para ti y para convencer a los lectores escépticos?

 

A. : Creo que las dos palabras que lo describen mejor son... reconectar con la naturaleza y contigo mismo. Eso son más palabras, pero la reconexión es lo más importante sobre el Shinrin-Yoku. Siempre hemos aprendido y nos han enseñado que estamos fuera de la naturaleza, necesitamos dominar la naturaleza con nuestros edificios. Podemos vencer a la naturaleza.

 

Pero en Oriente creen que, al igual que las plantas y los animales y los elementos, somos parte de un sistema holístico. Y especialmente ahora en nuestra sociedad moderna, el calentamiento global.... pasamos tanto tiempo en nuestras pantallas, nuestro teléfono inteligente... estamos constantemente en línea, conectados con todo el mundo, excepto con la naturaleza y también con nosotros mismos, porque si te consideras parte de la naturaleza, ¿cómo influye eso en tu experiencia en la naturaleza? 

 

M. : Citando un poco a Yoda de Star Wars, la Fuerza está en todas partes, es naturaleza.

 

A. : ¡Esa es buena, la Fuerza!

 

M. : Así que Annette, ¡que la Fuerza te acompañe!

 

A. : Sí,que la Fuerza os acompañe.

 

M. : Muchas gracias. 

 

A. : ¡A ti!



Escribir comentario

Comentarios: 0