Las mujeres en el castillo [CAST]

Título: Las mujeres en el castillo

 

Autora: Jessica Shattuck

 

Traductor: Santiago del Rey

 

Editorial: Lince Ediciones

 

Año de publicación: 2017

 

Sinopsis: La guerra nunca acaba cuando llega la paz, sino cuando somos capaces de perdonarnos a nosotros mismos.

 

Cuando la Segunda Guerra Mundial llega a su fin, entre las cenizas de la derrota nazi, Marianne von Lingenfels luchará para cumplir la promesa que un día le hiciera a su marido, asesinado por oponerse a Hitler: reunir y proteger a las mujeres y a los hijos de aquellos valientes que colaboraron en la resistencia. Solo logrará rescatar a dos mujeres y con ellas se instalará en el castillo bávaro de los antepasados de su marido.

 

Las tres mujeres deberán aprender a vivir con las elecciones que condicionaron sus vidas, y cada una de ellas deberá enfrentarse a sus propios desafíos tras el conflicto que ha destruido a su país y a sus vidas.

 

Reseña

Lince Ediciones estrena una línea editorial de ficción de lo más ecléctica, y lo hace apostando por dos obras que han gozado de repercusión internacional, "La ciudad de las mujeres desaparecidas" de Megan Miranda, y la novela que os vengo a reseñar hoy, "Las mujeres en el castillo". Tal como nos explicó  Mireia Lite, la editora a cargo de esta colección, el libro nace cuando Jessica Shattuck descubrió que su abuela se había afiliado al partido de nazi. No se podía creer que aquella mujer tan dulce hubiera apoyado las atrocidades de Hitler! Tras entrevistarla durante horas, escuchar las historias de su madre y su tía, y documentarse extensamente, se puso a escribir. Pero en lugar de narrar sencillamente la historia de su familia, Shattuck creó una obra que iría mucho más allá.

 

La intención de esta nueva línea editorial es publicar, como dicen ellos: "historias memorables, personajes y vivencias que adoptamos como propios. Libros que siempre nos dejen con ganas de más". La gran pregunta es... la obra de Jessica Shattuck entra dentro de esta categoría? Descubrámoslo!

 

Jessica Shattuck, la autora
Jessica Shattuck, la autora

En primer lugar tengo que decir que, aunque no soy una experta en el tema, esta es la novela más completa sobre la Segunda Guerra Mundial que he leído hasta ahora. La autora sabe cómo transmitir información a través de los más pequeños detalles sin que la obra parezca una enciclopedia, transportándote al lugar de los hechos y demostrando una documentación excelente. Y sabéis lo que más me gusta? A diferencia del resto de historias, que se centran en el "antes" o el "durante", Jessica Shattuck se centra en la post-guerra, un periodo igual o quizás más crudo para millones de personas, a la vez que va intercalando la narración con un montón de flashbacks.

 

La narración, ágil, me atrapó desde el principio y los hechos de la historia me dejaron sin aliento. Aunque el libro está dividido en cuatro partes, tengo que reconocer que la primera ha sido de lejos la más intensa, impactante y emotiva de todas. A pesar de que el ritmo del resto de la novela no es tan trepidante, he agradecido los flashbacks constantes que cada vez van resolviendo todas las incógnitas y misterios sobre el pasado de los personajes (¡y es lo que te incentiva a seguir leyendo!).

 

Unos personajes tan complejos, profundos e intrigantes... que todavía ¡no me puedo creer que sean ficticios! Aunque el complot para asesinar a Hitler el 20 de julio de 1944 existió (incluso se hizo una película llamada "Valquiria" protagonizada por Tom Cruise). Como decía, las protagonistas y sus maridos (tres mujeres muy diferentes entre sí unidas por el destino) salen de la imaginación de Shattuck (aunque en el libro se menciona a dos de los conspiradores reales). 

 

Pero eso no hace que sus historias (basadas en las de tantos ciudadanos de la época) sean menos trágicas y conmovedoras. Como dicen otras reseñas, la crítica de Shattuck a la sociedad y la humanidad son constantes, haciendo que el lector no pueda parar de reflexionar en todo el libro. Lo que más me ha chocado, sin embargo, ha sido ir descubriendo con más profundidad la mentalidad de la gente de la época. Shattuck demuestra que no todo el que apoyó a Hitler en su momento pensaba igual. 

 

Portada en inglés
Portada en inglés

Desgraciadamente parece que ¡la historia no para de repetirse! Me he quedado boquiabierta al ver cómo la mayoría de alemanes realmente se negaba a creer la evidencia de los errores cometidos por su país. Incluso viendo las imágenes del Holocausto con sus propios ojos, la mayoría dio tantas excusas como pudo para obviar los hechos:

 

 

p. 92 “Los programas de radio americanos y británico daban cada día noticias y relataban historias espantosas sobre los nazis y sobre los horrores de los campos liberados. Los habitantes de Ehrenheim buscaban excusas: no tenían radio, ni tampoco dinero para periódicos; estaban demasiado ocupados retirando escombros, consiguiendo comida, llorando a sus muertos. O bien aseguraban que era todo propaganda aliada. <<Mire cómo han tratado los americanos a sus prisioneros alemanes, ¡encerrándolos en jaulas al aire libre en la orilla del Rin!>>, alegaban. <<¿Cuál es la diferencia?>> A Marianne le enfurecía su falta de interés. ¿No querían saber lo que había sucedido en los campos, sobre todo si –tal como repetían- no lo sabían ya? La idea misma de que lo ignoraban, de todos modos, era una sandez. […] Ellos lo habían sabido aunque sin querer saberlo. Eso se aproximaba más a la verdad.”

 

Creo que Shattuck ha sabido tratar con acierto un tema tan delicado sin ponerse de parte de ningún bando, mostrando los errores de cada nación y dejando al lector que llegue a sus propias conclusiones.

 

p. 314 “-Qué vista tan preciosa –dice-. Se me había olvidado lo bonito que es el paisaje en esta parte del mundo.

Ania también lo había olvidado. De modo impulsivo, enlaza el brazo con el de su hija. Es uno de esos gestos que no hacía desde la pelea que mantuvieron.

Para su alivio, Mary le da un apretón. A ella se le llenan los ojos de lágrimas.

-No te merezco –dice-. Hice muchas cosas mal. Viví mi vida de forma equivocada.

-Pero ahora lo sabes –dice Mary, volviéndose hacia ella-. Asumes la responsabilidad de tus errores. Y pides perdón…

Ania da un respingo y poco le falta para caerse del murete.

-¡Perdón! Dios me libre. –Se santigua sin pensarlo, un gesto surgido del pasado-. Nunca se me ocurrirá pedir tal cosa.

Mary se queda callada.

-Pero lo reconoces –dice al fin-. Eso ya cuenta.

-¿De veras? –pregunta Ania. 

-Yo creo que sí.”

 

 

Personalmente, me ha gustado todo de esta edición, desde la portada (mucho más bonita la de Lince Ediciones que el original), la encuadernación, las solapas... Lo único que no me ha terminado de convencer ha sido la traducción del libro, a cargo de Santiago del Rey, porque está plegada de errores tipográficos y omisiones de palabras como "de", "en", "a", "la" o "que". Para la reedición recomiendo urgentemente una revisión a fondo!

 

En general, sin embargo, añado este libro en la lista de lecturas inolvidables como "Cenizas en el cielo" de Carme Martí y os animo a que no la dejéis escapar porque os dará mucho en que pensar. ¡Felicidades Lince Ediciones! Si por mí fuera, os citaría un buen puñado de párrafos, pero me despido con una de las frases de Marianne von Lingenfels que mejor define el libro: “Hay muchos matices del gris entre el blanco y el negro…, y ahí es donde vivimos la mayoría, intentando, pero fracasando tantas veces, acercarse a la luz”

 

Mx


Para saber más...


Escribir comentario

Comentarios: 0